¿Pagaste por un sitio web que no te gusta?

Pagaste por algo que no te gusto

Actualmente, esto es una realidad que está presente y  que no favorece a la industria del diseño y desarrollo web,  hay consumidores que pagan por un sitio web que no les gusta al final o no satisfacen sus necesidades digitales.

He escuchado sobre ¡Pague por algo que no me gusta!, hoy quiero iniciar con exponer brevemente que si bien éste tipo de problemas tiene solución e igual deja un mala experiencia en nuestro consumidores.

Hay razones que mencionaré luego,  que conllevan a este tipo de resultados, en la actualidad, en la industria del diseño y el desarrollo web, las agencias no pueden darse el lujo de hacer un portal para ellos mismos, siempre deben escuchar lo que requiere el consumidor o cliente.

Considerando la importancia que esto tiene para el consumidor, los efectos de un diseño mal planteado acarrea una mala experiencia en ambas partes; para el consumidor, porque es quien está pagando el portal web que se le está desarrollando, como para la agencia quien diseña, ya que afecta su reputación y trayectoria.

Dentro de algunas de las razones, que se ven reflejadas en el producto final y que no satisfacen al consumidor, pueden mencionarse las siguientes:

  • El requerimiento y el alcance no es levantado adecuadamente.

  • Suponer lo que el cliente desea.

  • El trabajo realizado sin metodología.

  • La entrega tardía de su producto.

  • La poca comunicación con el cliente o consumidor.

  • No todos los requerimientos del consumidor caben en una plantilla. No digo que su uso sea malo, pero a veces no es la mejor solución.

Las recomendaciones que damos a los consumidores en ésta industria es:

  • Validar la trayectoria de la agencia el cual desea contratar.  A veces lo económico sale caro.

  • Ver el portafolio de productos de la agencia, proyectos similares, que soluciones han aportado a otros consumidores.

  • Indagar en esas soluciones y observar la experiencia de usuarios UX/UI en los diseños que han realizados.

  • Consultar qué Gestores de contenidos (CMS), utilizan para la administración de los portales.

  • Si usan plantillas para sus diseños y desarrollos, se debe analizar si realmente lo que requieres puede caber allí.

 

Dentro de las recomendaciones que aportamos, es importante que validez éstos aspectos, pero también hay que tomarse un poco de tiempo para consultar las razones del por qué un buen diseño en tu portal web sí importa.

 

Si éste contenido ha sido de ayuda para ti,  Suscríbete a nuestro blog para que continúes recibiendo información de interés para tu desarrollo empresarial.